viernes, 16 de noviembre de 2012

Las Meninas para niños

Me estremece tener delante a Velázquez, tal y como él quiso que le viéramos, me apasiona pensar en el minuto exacto en que él,  pinceles en mano tuvo la inspiración de llevar a cabo este cuadro…
  

Estas inquietudes y muchas otras son las que querría gritarle a Candela, más bien querría tatuárselas, pero… tendremos que ir paso a paso, así que me la llevo a visitar el fantástico museo del Prado, a ella y a tres niños más.
Visitamos el museo del Prado con  Héctor y Candela de 6 años y Martina y Marina de 9 y 10 años.
La entrada de los niños es gratuita pero deben ir acompañados de un adulto, la entrada de adulto nos cuesta 12 euros.

Atención también tendrás entrada gratuita si eres docente o parad@.
Las audioguías son gratuitas para los niños, sólo que el adulto debe pagar la de adulto para que le den gratis la de niño.
 Quizá cuando ella aguante ver algunos cuadros más. 
 El Museo del Prado dispone de audioguías infantiles con una selección de cuadros explicados para ellos.
Adquirimos las entradas por Internet o por teléfono, esto te evita todas las colas, sólo debes ir a confirmar las entradas gratuitas (las de los peques, las de los docentes, las de los parados)  a la taquilla 1 y 2, esta taquilla está vacía.
Me sorprendió lo bien organizado que está todo, hay mucho personal de información que te indica acerca de  cualquier duda que pueda surgir.

Los más pequeños sólo quisieron las explicaciones de dos cuadros,  intento no  forzar a los niños, la idea es crearles la ilusión por visitar los museos y la admiración por lo que están viendo, no aburrirles. Para eso el único truco es que tú disfrutes enseñándoselo.
Como en clase les han hablado de la Meninas, ya les han generado el deseo  de verlas, así que nos vamos allí en cuanto llegamos.
El primero de los juegos propuesto,  quien las encuentra primero, por supuesto sin correr.
Hay algo que me gusta hacer con Candela, cuando ella está muy expectante de ver algo, le tapo los ojos y la llevo justo enfrente y chan los abre de repente.

Nos preparamos la visita entre las amigas, cada una se prepara un cuadro para explicarles.
La verdad que pasar por los pasillos de este museo, viendo de reojo todos estos cuadros que han formado parte de mi infancia en los libros de texto ya me emociona, esta emoción sin duda  se trasmite fácilmente a los niños
Estamos frente a las Meninas, comienza el juego.

Cada uno que se pida un personaje.
Con esto conseguimos que se fijen en el cuadro y en su personaje favorito.
El personaje central es la infanta Margarita, a su lado están las Meninas, por ellas recibe su nombre el cuadro.
Las meninas son las cuidadoras de la infanta, menina quiere decir niñera en portugués.
¿Todos los personajes tienes el mismo tamaño? ¿El señor que está en la puerta, por qué es más pequeño? ¿Qué creéis que sale o que entra?
Los elementos del cuadro son más pequeños cuanto más lejos están, esto es lo que se llama perspectiva, haciendo esto conseguimos que la imagen tenga profundidad, así  parece una habitación.
También podemos ver que la luz es más fuerte en la escena principal, volviéndose oscura en toda la parte del fondo.
¿A quién está mirando Velázquez?
Velázquez está mirándonos a nosotros, a los espectadores, realmente él no mira a la infanta, ni al perro, ni a nada de lo que plasma.
Lo que nos quiere trasmitir Velázquez es que él es un artista, un creador, que no solo pinta lo que ve sino lo que está en su cabeza, pinta con la imaginación.
El misterio de la cruz de Velázquez
Velázquez lleva una cruz roja en su casaca, esa cruz indicaría  que era caballero de Santiago.
 Pero el misterio es que el Rey  no concedió este honor a Velázquez hasta después de muerto.
 Deducimos que la cruz no pudo pintarla  Velázquez. ¿Quien pintó esa cruz?


El cuadro es un cuadro con muchos cuadros dentro, los reyes aparecen también en el cuadro,   ¿donde aparecen los reyes  en un espejo o en un cuadro?
Los reyes están en un espejo, es decir que ellos para reflejarse en el espejo deberían estar frente a Velázquez.
Velázquez admiraba mucho a un pintor, así que colgó en la habitación imaginaria que retrató,   dos obras de este pintor, este pintor es Rubens y los dos cuadros del fondo,  se ha descubierto en la última restauración que son dos cuadros de Rubens.

llegó la hora de ir a la tienda, buscamos un recuerdo baratito de la visita al mueso.
Las mayores quedarosn aún con hganas de ver más cuadros, quieen ir a ver la Mona lisa del Prado, nosostros nos quedamos en los bancos del museo y los niños hacen de copistas de un cuadro...
Carlo V y su perro by candela.


Por último dejamos una actividad para casa, un filtro de cafetera para cada niño, hará las veces de falda de la infanta, cada uno hará en su casa una infanta y luego las veremos todas juntas.
Nos vamos al siguiente cuadro, "Las tres gracias" y "El juicio de Paris"… continuará.

 
               





1 comentario:

  1. Una pasada Pilar!! Te doy un 10! Lo que prueba que para entender arte no hace falta sólo estudiarlo, hay que sentirlo! Enhorabuena! Me ha encantado!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por colaborar, cualquier comentario será bienvenido:

Enlaces relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...